Vino Dulce Delicia Nº 12

Cortijo La Fuente

Vino Dulce Delicia Nº 12

Caja de 6 botellas de 37,5 cl / La botella sale a: 17.59 € (mínimo €)

Disponibilidad: Sin existencias

Price :
105,51 €
EUR
Para lograr este vino donde el dulzor y el alcohol proceden exclusivamente de la uva, ésta se ha pasificado bajo el sol. Variedad Moscatel de Alejandría.

Más Información

Notas de cata: Amarillo verdoso, con abundante lágrima, limpio, brillante y luminoso. Nariz intensa y limpia. Muy perfumado, con notas florales, frutales, cítricos, hierbas aormáticas balsámicas, matices almizclados...

En boca, rico, amplio, dulce envolvente, fresco y sabroso, de tacto muy suave y untuoso, con protente vía retronasal, de larga persistencia.

% Vol.: 12

Servicio: 6º C

El Fabricante

Cortijo La Fuente se encuentra en el término municipal de Mollina. Los viñedos se asientan en una alti-planicie a 480 metros de altitud, sobre terrenos calizos y arenosos. Con una pluviométrica de 400 litros anuales, las lluvias se reparten en otoño, invierno y primavera, con veranos secos y calurosos. La temperatura media anual es de 22 grados. A partir de mediados de Agosto, Septiembre u Octubre, coincidiendo con la maduración, las temperaturas sufren una gran oscilación entre el día y la noche, en torno a los 20 grados. Esta diferencia de temperaturas entre el día y la noche, junto con la ausencia de precipitaciones, propicia una perfecta maduración de las uvas, obteniéndose un equilibrio entre aromas, azúcares y acidez. Momento de realizar la vendimia.

Cortijo la Fuente cuenta con 16 hectáreas dedicadas al cultivo del viñedo, con una edad media entre 30 y 40 años. La densidad de plantación es de 1.990 cepas por hectárea. El marco de plantación es en líneas y la formación en espaldera.

Elaboración: todo el proceso se realiza con la máxima dedicación, de forma artesanal cuidando y mimando las uvas al máximo. La vendimia se ejecuta de forma manual y progresiva recolectando variedades según estado de maduración (azucares, acidez, aromas), solamente se recolectan los racimos sanos desechando los enfermos o faltos de madurez. El transporte desde los viñedos hasta la bodega se realiza en una tolva móvil especial diseñada para impedir la rotura de las vallas, impidiendo así posibles oxidaciones.