Dulces de conventos. Elaborados por las manos de Dios

Una tradición Antequerana es que cuando llega la Navidad es comprar dulces en los conventos de la ciudad. Pero esa tradición se ha extendido a todas las épocas del año. Los principales conventos realizan con cariño y mimo exquisitos dulces caseros que además de endulzar paladares ayudan al sustento de sus órdenes religiosas.

 

Dulces del Convento San Jóse Dulces del Convento San Jóse

Las monjas de la congregación de Carmelitas Descalzas, ubicadas en la Iglesia de San José fabrican todo el año dulces muy conocidos como los cortadillos, tortas de almendra, pasta flora y los tradicionales antekeranos, a partir del mes del octubre se pone a la venta los mantecados, roscos de vino o alfajores. Unos manjares a los que se suman dulces típicos como yemas carmelitas o el bienmesabe, muy demandados en las fiestas.

Surtido Dulces Navidad de Convento

El convento de San José es uno de esos lugares que todos los Antequeranos conocemos muy bien. Pero los que vienen de fuera lo conocen, sobre todo por sus maravillosos dulces.

Las monjas tienen un pequeño "despacho" donde vende sus ‘dulces de convento’ llamando a un timbre que está justo al lado del "torno".

Se abre la puerta del mismo, haces el pedido, depositas el importe en un apartado del torno, y seguidamente por el otro lado aparecen los dulces. Para toda persona que añora estos maravillosos productos y no puede por la distancia, nosotros nos encargamos de ir al convento y trasladar esta maravillosa experiencia a su casa. Haz tu pedido en nuestra tienda online DeAntequera.es

 
¡5 euros de regalo!
Suscríbete a nuestro boletín y recibe información sobre nuestras ofertas. Te regalamos un vale descuento de 5 euros en tu primera compra.

Compra mínima de 50 €.